El Juego de Esperar y Ahorrar

Federico De León
27/11/2018
Compartí este artículo:


¿Me jubilo o no me jubilo? En algún momento, probablemente nos vamos a enfrentar a esa disyuntiva. Pero la pregunta ideal que nos deberíamos hacer, es: ¿quiero o no quiero seguir trabajando?


Dejando un poco de lado nuestras preferencias, es muy probable que al momento de tomar la decisión, lo económico también entre en juego ¿con cuánto me voy a jubilar? Y, ¿qué implica tener una jubilación más grande? Claramente: más horas de trabajo, más días de trabajo y más años de trabajo. O también puede ser: más ahorro, más ahorro  y más ahorro.
Vamos a lo primero, poniéndonos en el lugar de Juan que tiene sesenta años y gana cuarenta mil pesos nominales. Juan ha decidido postergar su retiro para los sesenta y cinco. ¿Qué implica esto? Básicamente y como lo vemos en la primera gráfica, si se jubila hoy, su jubilación sería un 23% menor que la proyectada cuando tenga sesenta y cinco. 


Si Juan a los sesenta y cinco, decide nuevamente postergar su retiro hasta los setenta, entonces su jubilación proyectada sería mayor en un 27%.
Entonces, para aumentar la jubilación, trabajar más tiempo funciona.
Gila Bronshtein en su trabajo “The Power of Working Longer”, menciona que para un estadounidense aumentar sus ahorros en uno por ciento para su jubilación treinta años antes, tiene el mismo impacto que postergar seis meses su retiro. En Uruguay y para el caso de Juan, ahorrar $150 (el equivalente al uno por ciento del sueldo que ganaba hace cuarenta años) durante toda su vida laboral, tiene un impacto similar al de postergar su retiro en seis meses.


Gracias al ahorro voluntario, Juan puede ahorrar exclusivamente para su jubilación. Si desde que empezó a trabajar hubiese hecho ahorros  equivalentes al 5% de su sueldo todos los meses, su jubilación tal como lo muestra la segunda gráfica, a los sesenta sería más de un 22% mayor. A medida que va postergando su retiro, este aumento se va acentuando. Cuando tenga setenta, ese 5% de ahorro mensual, implica casi 26% más de jubilación.
Entonces, para aumentar la jubilación, ahorrar también funciona.

Básicamente, hay dos maneras de ganar el juego: esperando y/o ahorrando.  Juan, puede ganar esperando. Si lo quiere ganar ahorrando, es complicado, tiene sesenta años y las chances van disminuyendo a medida que va pasando el tiempo. Únicamente los jóvenes lo pueden ganar de ambas formas y sin ningún inconveniente. 
De todas formas, para ganar nunca es tarde. Y además, con esta victoria también logramos ir aumentando nuestra jubilación.

 

Disclaimer:
Para simular las jubilaciones, se usó el simulador de UniónCapital disponible en: https://unioncapital.com.uy/simular-jubilacion. Para el caso de Juan, los datos usados fueron: edad de veinte años, sexo masculino, sin hijos a cargo, sueldo nominal de $14610 (a los veinte años), con opción de articulo 8 y una densidad de cotización del 100%.


Compartí este artículo:

Federico De León Acerca del autor: Analista de Inversiones de UniónCapital

Artículos relacionados

Fondo de Acumulación de las AFAP rindió 21.48% en pesos en los últimos 12 meses.

Ec. Marcelo Muniz
05/04/2018

En base a los datos del Banco Central del Uruguay, actualizamos el desempeño del Fondo de Ahorro Previsional propiedad de los trabajadores afiliados a las AFAP.

Ahorro previsional voluntario

El ahorro previsional voluntario como mitigante de los efectos de la informalidad.

2016 © Unión Capital AFAP – Todos los derechos reservados