La calidad laboral en los distintos sectores de actividad del Uruguay.

Autor Invitado
06/03/2019
Compartí este artículo:



En este informe abordaremos las diferencias en la calidad laboral1 del empleo de los trabajadores de acuerdo al sector de actividad en el que se desempeñan2. Para esto se agrupan las actividades económicas en ocho sectores, siguiendo la Clasificación Internacional Industrial Uniforme, criterio aplicado por el Instituto Nacional de Estadística. Para mayor referencia, el Cuadro 1 a continuación, muestra la participación de cada sector en el total del empleo para todo el país entre 2009 y 2017.
 
Cuadro 1: Participación de cada sector en el total del empleo para todo el país
 
 
El cuadro muestra participaciones sectoriales relativamente estables, donde los Servicios comunales, sociales y personales junto con Comercio, Restaurantes y Hoteles emplean aproximadamente la mitad de los trabajadores del país a lo largo de todo el período. Se verifica también una disminución leve del empleo en la Industria Manufacturera y en Agropecuaria y Minería, y un pequeño aumento en Servicios a empresas; estos tres sectores ocupan aproximadamente al 10% de los trabajadores cada uno.

Dado que para analizar la calidad del empleo se relevan las carencias a lo largo de seis dimensiones, el Gráfico 1 muestra la evolución del porcentaje de ocupados con al menos una carencia por sector de actividad, destacándose tres elementos:

1. En primer lugar, todos los sectores de actividad experimentan una caída en el porcentaje de trabajadores con al menos una carencia entre 2009 y 2017; esta caída es particularmente pronunciada en Transporte y Comunicaciones y en Comercio, Restaurantes y Hoteles (16,8 y 14,4 puntos porcentuales respectivamente).
 
2. En segundo lugar, existen diferencias estructurales importantes entre sectores que se mantienen en el periodo; por ejemplo, el porcentaje de trabajadores con carencias en Transporte y Comunicaciones y Servicios a Empresas es aproximadamente 20 puntos porcentuales menor al que se da en sectores como Construcción y en Agropecuaria y Minería.
 
3. En tercer lugar, algunos sectores tienen un buen desempeño a lo largo de todo el período, en tanto otros experimentan reversiones en los últimos años; por ejemplo, el indicador empeora para el caso del sector Construcción de 2012 en adelante. Se destaca además que el sector Comercio, Restaurantes y Hoteles se encuentra entre aquellos con mayor porcentaje de ocupados con carencias a inicio de período (junto con Agropecuaria y Minería y Construcción), pero a diferencia de éstos no sufre un estancamiento de la tendencia y persiste a la baja en los últimos años.
 
Gráfico 1: % de ocupados con alguna carencia (umbral relativo), por sector de actividad
 
 
El Gráfico 2 muestra la cantidad promedio de carencias de los ocupados, por sector de actividad, destacándose dos elementos.

1. En primer lugar, se comprueban diferencias estructurales entre sectores: los trabajadores empleados en Agropecuaria y Minería y en Comercio, Restaurantes y Hoteles tienen marcadamente más carencias promedio que los demás trabajadores, por su parte, los ocupados en Transportes y Comunicaciones son los que tienen el mejor desempeño.
 
2. En segundo lugar, coexisten sectores en los que se ven mejoras significativas (como Servicios comunales, sociales y personales y Comercio, Restaurantes y Hoteles, con caídas en torno al 11%) con otros que no han logrado mejorar su desempeño (como Servicios a empresas, donde se incrementan las carencias promedio desde 2012, un 2,7% en todo el período).
 
Gráfico 2: Cantidad promedio de carencias (umbral relativo), por sector de actividad
 

El Gráfico 3 combina la información anterior y muestra la evolución del Índice de Carencias por sector de actividad para todo el período. El gráfico muestra claramente la diferencia estructural en términos de calidad del empleo por sector, con Comercio, Restaurantes y Hoteles, Agropecuaria y Minería y Construcción conformando un grupo con menor calidad que el resto. Se destaca una mejora en el Índice de Carencias para todos los sectores en todo el período, lo que significa que la caída en el porcentaje de personas con carencias compensa los incrementos en la cantidad de carencias en el sector Servicios a Empresas. El sector con peor desempeño en 2009 -Comercio Restaurantes y Hoteles- experimenta una de las bajas más importantes en el Índice (28,7%), aunque la mayor reducción es para el sector Transportes y Comunicaciones (34,6%). Las diferencias estructurales son importantes: en 2017 el Índice de Carencias es un 68.4% más elevado en Agropecuaria y Minería (el peor sector) en comparación con Transportes y Comunicaciones (el mejor sector).
 
Gráfico 3: Índice de Carencias (umbral relativo), por sector de actividad

 

Es razonable encontrar diferencias estructurales entre sectores, y evoluciones diferenciadas en el período, dadas las marcadas diferencias en las tareas realizadas en cada caso. El Gráfico 4 presenta la evolución de cuatro carencias por sector de actividad. Estas son la informalidad, es decir, la no cobertura por la seguridad social (aportes), la insuficiencia de ingresos (ingresos), la carencia en la extensión de la jornada laboral (horas) y el multiempleo.
 
Gráfico 4: Porcentaje de trabajadores afectados por carencias seleccionadas, por sector de actividad
 
Se destacan cuatro elementos:
 
1. En primer lugar, el gráfico permite observar claramente cómo algunas carencias son estructurales o afectan principalmente a un sector de actividad en concreto: informalidad en el caso de la Construcción, Multiempleo en el caso de Servicios Comunales, Sociales y Personales, y Horas en el caso de Transportes y Comunicaciones.
 
2. En segundo lugar, el gráfico muestra cómo algunas carencias, en especial la insuficiencia de ingresos, son transversales a los sectores.
 
3. En tercer lugar, el gráfico permite observar que, pese a la mejora en todos los sectores en la calidad del empleo, la principal carencia que afecta a sectores específicos se mantiene estable o tiende a empeorar. Es decir, la incidencia de la informalidad aumenta en la Construcción, y los problemas de horas trabajadas y multiempleo se mantienen estables en Transporte y Comunicaciones y en Servicios Comunales, Sociales y Personales, por lo que las mejoras se producen gracias a la disminución de las demás carencias. Además, el gráfico da cuenta del aumento en la incidencia de la insuficiencia de ingresos.
 
4. Por último, el gráfico resalta cómo diferencias marcadas entre sectores en cuanto a calidad del empleo pueden ocultar la incidencia importante de una carencia en concreto. Por ejemplo, Transporte y Comunicaciones presenta bajos problemas de calidad del empleo al tiempo que muestra mejoras importantes en los indicadores; sin embargo, alrededor del 35% de los trabajadores del sector tiene carencias en cuanto a horas, proporción que se mantiene estable en el periodo.

Con otro enfoque de análisis, el Gráfico 5 presenta la proporción de trabajadores con carencias desagregados por tipo de carencia, para los dos sectores con mayores problemas y los dos con menores problemas de calidad del empleo (Agropecuaria y Minería y Construcción, y Transporte y Comunicaciones y Servicios Comunales, Sociales y Personales, respectivamente).
 
Gráfico 5: Porcentaje de trabajadores afectados por tipo de carencia, para sectores de actividad seleccionados.
 
 
 
 
El gráfico permite destacar dos elementos:
 
1. En primer lugar, y como ya se mencionó, sectores con comportamiento similar en varios indicadores (como Construcción y Agropecuaria y Minería) difieren en el tipo de carencia que enfrentan los trabajadores.
 
2. En segundo lugar, el gráfico muestra que la insuficiente calidad del empleo se vincula exclusivamente o principalmente a una o dos dimensiones en el caso de determinados sectores (como Informalidad en Construcción), mientras que para otros sectores la mala calidad del empleo se asocia a problemas en más dimensiones (por ejemplo, Informalidad pero también Multiempleo e Ingresos, en Servicios Comunales, Sociales y Personales)
 
¿Cuál es la satisfacción de los trabajadores con su trabajo por sector de actividad?

De forma complementaria al análisis de las carencias laborales, la información que se genera mediante el Monitor Trabajo que llega a la población trabajadora mayor de 18 años que reside en Uruguay, permite agregar mayor comprensión a lo que sucede a la interna de los sectores desde la perspectiva de los trabajadores. En particular, el indicador de satisfacción con el trabajo principal permite de forma sintética tener una mirada que incluye la subjetividad del trabajador mediante la evaluación de su situación actual y las expectativas existentes sobre la misma.
 
Gráfico 6: Satisfacción con su trabajo principal (%)

 Base: total de trabajadores  (721 casos)
Pregunta: “Cuan satisfecho diría que se encuentra a nivel general con su trabajo principal”
Nota: puede no sumar100% por columna  por efecto redondeo
Fuente: Monitor Trabajo de Equipos Consultores
 
Como se puede ver en el Gráfico 6, el 23% de los trabajadores uruguayos está muy satisfecho con su trabajo, porcentaje bastante mayor en el caso de Educación y salud y algo mayor en Industria manufacturera.

Al agregar las categorías de Muy satisfecho y Satisfecho, se observa que el sector Agropecuario alcanza niveles de satisfacción también altos. Esto es llamativo si tomamos en cuenta que este sector es uno en los cuales los trabajadores tienen más carencias. Por el contrario, destaca la Construcción por aparecer como uno de los sectores en los cuales hay mayores niveles de insatisfacción.

Por otro lado, si analizamos los trabajadores que no declaran estar satisfechos con sus trabajos (suma de categorías de Muy insatisfecho, Insatisfecho y Ni satisfecho ni insatisfecho), el 31% de los trabajadores de la Construcción declara no estar satisfecho con su trabajo frente a un 22% del total de trabajadores, o al mismo porcentaje en la Industria manufacturera.
En el sector Comercio, restaurantes y hoteles se observa una proporción menor de trabajadores muy satisfechos, pero no se constata una proporción diferencial de trabajadores insatisfechos al comparar con el promedio nacional o con la Industria o con Otros servicios. Por último, señalar que el sector Educación y salud tiene los porcentajes de insatisfacción más bajos, lo cual parece resultar razonable si se considera que la satisfacción está vinculada –entre otros aspectos- al sentido del trabajo que se hace, aspecto que en estos sectores suele ser destacado.
 
Comentarios finales

A modo de cierre, interesa destacar que tanto la medición de la calidad laboral a partir de la encuesta continua de hogares como el relevamiento de la satisfacción subjetiva de los trabajadores muestran diferencias importantes entre sectores de actividad.

De la lectura conjunta de ambas medidas se destacan dos elementos.

1. En primer lugar, ambas medidas coinciden en algunos sectores. Por ejemplo, la Construcción destaca por los bajos niveles de calidad laboral en relación a los demás sectores, lo que se refleja en una más baja percepción subjetiva de satisfacción de los trabajadores; lo inverso sucede con algunos Servicios Comunales, Sociales y Personales (como Educación y Salud), donde la alta calidad laboral se refleja también en un alto nivel de satisfacción subjetiva de los trabajadores.
 
2. En segundo lugar, y en contraste con lo anterior, las medidas de calidad laboral difieren o se separan de las percepciones subjetivas para ciertos sectores. Destaca en particular el caso de Agropecuaria y Minería, el cual se posiciona como el sector con la peor calidad laboral (con el mayor Índice de Carencias) pero a su vez presenta los mayores niveles de satisfacción subjetiva (90% declara estar satisfecho o muy satisfecho). Si bien una indagación profunda sobre las causas de esta divergencia supera el alcance del presente informe, dicha divergencia indica que las mismas carencias objetivas pueden ser evaluadas o percibidas en forma distinta por los trabajadores de distintos sectores. Esto puede deberse a (al menos) tres grandes posibilidades. En primer lugar, puede darse el caso de que las ocupaciones o actividades alternativas de los trabajadores empleados en este sector sean suficientemente malas en comparación al sector, que se sientan satisfechos pese a los problemas3. En segundo lugar, puede darse el caso de que los problemas de calidad laboral del sector sean lo suficientemente estructurales y de larga data como para ser considerados “normales” por los trabajadores.  En tercer lugar, puede darse el caso de que las mismas carencias sean evaluadas diferentemente por los trabajadores en función de su interés o involucramiento. Por ejemplo, un mismo nivel de falta de registro en la seguridad social probablemente estará asociado con mayores niveles de insatisfacción subjetiva si es impuesto por el empleador, que si es solicitado por el trabajador.
 
Notas:
1) Para saber cómo se define la calidad laboral y el Índice de Carencias (ICO), consultar la Nota Metodológica y el Informe de Diciembre de 2017.
2) En informes previos se mostró cómo las condiciones laborales de los trabajadores uruguayos mejoraron entre 2009 y 2017 en general, aunque con diferencias apreciables entre ellos, por ejemplo, por sexo y región (ver por ejemplo informes de abril y mayo de 2018 e informes anteriores).
3) En esta interpretación, los trabajadores comparan las condiciones laborales de su trabajo en una ocupación dada, con las condiciones laborales de otros trabajos a los que podrían acceder u otras actividades que podrían realizar (por ejemplo, estar desocupados, dedicarse al cuidado del hogar, etc.). Por ejemplo, en este caso un trabajador de la Construcción se siente más insatisfecho que uno de Agropecuaria y Minería porque tiene mejores u otras opciones laborales o no laborales.
4) En esta interpretación, los trabajadores comparan las condiciones laborales de su trabajo en una ocupación dada, con las condiciones laborales que entienden sería factible o posible alcanzar, en esa misma ocupación. Por ejemplo, en este caso un trabajador de la Construcción se siente más insatisfecho que uno de Agropecuaria y Minería porque entiende que sus condiciones podrían ser mejores, en tanto el de Agropecuaria y Minería entiende no existen muchas mejoras posibles.

Compartí este artículo:

Autor Invitado Acerca del autor: Autor invitado.

Artículos relacionados

Calidad de empleo y derechos laborales de los uruguayos

Autor Invitado
14/05/2018

Tomando como punto de partida el Día del trabajador, este informe se centra en la calidad y los derechos de los trabajadores.

INFORME SICLAB: Condiciones laborales de inmigrantes y nativos. Uruguay 2012-2017. Diciembre 2018.

Autor Invitado
24/12/2018

2016 © Unión Capital AFAP – Todos los derechos reservados