La economía del comportamiento y el ahorro

Compartí este artículo:


Pequeños “empujoncitos” en acciones cotidianas pueden tener un impacto significativo en el futuro. ¿Qué incidencia puede tener en mi futuro retiro?


Un breve repaso
La economía del comportamiento es la combinación de la economía con la psicología, para estudiar lo que ocurre en los mercados, analizando el comportamiento del hombre, sus limitaciones y las problemáticas que se originan desde estas limitaciones.
Los modelos tradicionales de toma de decisiones humanas suponen que siempre contemplamos todas nuestras opciones y elegimos la que es mejor para nosotros. Sin embargo, cuando se trata de decisiones complejas, con frecuencia estos modelos no predicen lo que ocurre en realidad. Podemos creer que tener varias opciones es mejor, pero en realidad el exceso de opciones nos abruma.  Para ilustrar esto, supongamos que vamos a una automotora a comprar un auto. Cuando llegamos a la misma, el vendedor nos ofrece un catálogo con 1.000 modelos de autos distintos. Todos valen lo mismo, pero cada uno tiene especificaciones diferentes, con sus respectivas ventajas y desventajas. Probablemente el comprador empiece a comparar los modelos pero finalmente le resulte agobiante y termine eligiendo algún modelo del catálogo sin ser necesariamente el que tiene las mejores especificaciones técnicas de acuerdo al uso que le piensa dar al vehículo.
¿Y qué nos aporta la economía del comportamiento en el campo de la seguridad social?
A través de la economía del comportamiento, por ejemplo, se han llegado a conocer algunas de las razones por las cuales las personas no ahorran lo suficiente para su etapa de retiro:  
1.    No hay indicadores visibles referidos al retiro
En general, dado que en nuestra vida cotidiana pasan muchas cosas, tendemos a enfocar más nuestra atención en lo que tenemos frente a nosotros y que es más urgente. Por ejemplo, si estamos yendo a trabajar en un auto y vemos que comenzó a prenderse la luz de reserva de combustible, nuestro siguiente paso probablemente sea ir a una estación de servicio a cargar combustible. Pero para el caso de la jubilación, no hay un indicador visible que diga: “su jubilación será muy baja y no le alcanzará para solventar los gastos en su etapa de retiro. Usted debería realizar aportes adicionales a su cuenta individual”.
2.    Vivimos inmersos en el presente
Aún logrando enfocar nuestra atención en la etapa de retiro, es posible que no comencemos a ahorra ya mismo ya que pensamos que una recompensa inmediata es más atractiva que la misma recompensa (o mayor) en el futuro. Como resultado, nuestra predisposición al presente puede llevarnos a elegir opciones inferiores de ahorro, sacrificando así un mayor bienestar futuro.
3.    La incertidumbre del futuro
La etapa de retiro puede traer consigo pensamientos de vejez, bajos niveles de vida y un sentimiento de incertidumbre. Esta incomodidad e incertidumbre pueden generar dos respuestas conflictivas: cierta incomodidad de la que intentamos huir o un optimismo exagerado. Aunque son diferentes, ambas reacciones pueden provocar que pospongamos y, que en algunos casos, terminemos no tomando las medidas necesarias.
Y entonces….¿cómo podemos hacer para cambiar estas conductas?
El economista estadounidense Richard Thaler (ganador de la edición 2017 del Premio Nobel de Economía por sus contribuciones a la economía del comportamiento) junto a Cass Sunstein, han desarrollado un concepto que denominan “nudge” y que consiste en darle un “empujoncito” a las personas. Básicamente este pequeño empujón consiste en realizar intervenciones que preservan la libertad de los individuos, pero que pueden afectar su comportamiento. 
Por ejemplo,  si el objetivo es lograr que los niños coman más verduras, se puede organizar el comedor de forma tal que los tomates estén más a la vista que las hamburguesas. Esta medida es sencilla, barata y no obliga ni prohíbe nada. 
En nuestro país, con la promulgación de la Ley 18.968 en el año 2012, se creó un “nudge” muy potente que ayuda a salvar vidas: la ley establece que todos los habitantes son donantes de órganos a no ser que digan lo contrario. Si tuviéramos que decidir qué queremos que se haga cuando fallezcamos, probablemente a muchos se nos olvidaría dejar por escrito nuestro deseo.
¿Y cómo se pueden aplicar estos “empujoncitos” en el caso de las jubilaciones?
El entorno, la forma y el orden en la que se nos presentan todas las opciones influirá también en nuestras decisiones. Estos son los “factores supuestamente irrelevantes” (en inglés “SIF’s, supposedly irrelevant factors”). 
El ahorro de cara a la jubilación es uno de los terrenos donde más se ha documentado la relevancia de estos factores “irrelevantes”. Según la teoría, las personas deberíamos saber cuál sería nuestro consumo óptimo en el futuro y establecer un plan de ahorro e inversión que tenga en cuenta la probabilidad de divorciarnos o enfermar. Esta es una tarea bastante difícil para cualquiera de nosotros. No obstante, con la ayuda de algunos SIF´s  se ha podido ayudar a la gente en esta compleja tarea. 
Uno de los SIF´s que ha resultado de importancia para ayudar a las personas a ahorrar para su retiro es el uso inteligente de la opción por defecto. En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, los trabajadores automáticamente quedan afiliados a un plan de ahorro para su retiro y cuentan con la posibilidad de desafiliarse a dicho plan en caso de que así lo deseen. Con este empujoncito se logra que la persona tome automáticamente una decisión que muy probablemente terminará tomando en algún momento de su vida, pero mientras antes la tome es mejor para su jubilación producto de los beneficios que genera el interés compuesto en su fondo de ahorro.
Sin dudas que la economía del comportamiento ha realizado un gran aporte para mejorar el ahorro para el retiro y que existen otros empujones que se podrían implementar para contribuir a este objetivo.


1 Fuente: estudio realizado por Ideas42 y MetLife Foundation para la CONSAR. Por más información, el documento se encuentra disponible en el siguiente link: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/67484/ideas42_MX-Pensiones_Esp.pdf


Compartí este artículo:

Ec. Joaquín Delgado Acerca del autor: Analista de Riesgos de UniónCapital.

Artículos relacionados

Impacto de la crisis política en Brasil en las monedas de la región

Ec. Marcelo Muniz
19/05/2017

Análisis de la variación en las monedas producto de los últimos eventos ocurridos en Brasil.

Rendimiento de fondos AFAP de los últimos doce meses.

Actualizamos desempeño del Fondo de Ahorro Previsional propiedad de los trabajadores afiliados a las AFAP con los nuevos datos de BCU

2016 © Unión Capital AFAP – Todos los derechos reservados