La importancia de los Fideicomisos Financieros y su relevancia para los Fondos de Pensión.

Compartí este artículo:


Los Fideicomisos Financieros juegan un papel muy importante para los Fondos de Pensiones. En este artículo contamos qué son y cómo funcionan.


Un fideicomiso es un acto jurídico, en el cual una persona física o jurídica entrega activos a otra con la finalidad de que ésta los administre en beneficio de un tercero, definiendo un plazo y un cometido específico.
 
En los últimos años se ha convertido en una alternativa plausible a la hora de estructurar negocios de variada índole. Esto se debe a determinadas características que presentan los fideicomisos, y su capacidad de adoptar diversas formas, según las circunstancias y necesidades de los interesados. Entre ellos podemos encontrar Fideicomisos de garantía, de administración, testamentarios, financieros, entre otros.
 
Nuestro análisis se centrará en los fideicomisos financieros.
 
Fideicomisos Financieros.
 
Son estructuras que permiten a los inversores, en este caso las AFAP, participar de proyectos mediante la colocación de fondos en el Fideicomiso. Existen dos formas de estructurar los fideicomisos financieros, mediante Títulos de Deuda o Certificados de Participación.
 
Respecto a los Títulos de Deuda, se asemejan a activos financieros de renta fija. Las AFAP adelantan fondos, por ejemplo, para la realización de obras, recibiendo a cambio amortizaciones del capital prestado más intereses previamente acordados.
 
La otra opción es participar de un proyecto mediante la compra de certificados de participación, inversión que se asemeja más a un activo de renta variable. El inversor ya no recibirá un monto estipulado de antemano, sino que se percibirá la distribución de las utilidades generadas por el Fideicomiso y los fondos resultantes de la liquidación del mismo una vez finalizado su cometido (venta de los activos, distribución de capital de trabajo, etc).
 
¿Cuáles son las partes intervinientes en un Fideicomiso Financiero?
 
Estructurador: encargado de organizar el Fideicomiso.
Administrador: Entidad o persona Física que promueve el Fideicomiso. Recibirá los fondos recaudados para llevar a cabo el proyecto.
Inversores: son quienes negocian las condiciones de emisión y finalmente invierten los fondos.
Fiduciario: es el encargado de administrar y regular el fideicomiso. Para poder oficiar como fiduciario financiero, se debe obtener la autorización y estar inscripto en el registro del BCU.
Patrimonio Fideicomitido: es independiente al de la entidad administradora, compuesto por activos y pasivos (que haya contraído exclusivamente el Fideicomiso en el desarrollo de sus actividades).
Calificadora: emite un dictamen en función del Riesgo del Fideicomiso.
Comité de Vigilancia: su función es velar por los intereses de inversores en el Fideicomiso.
Asesores: son los encargados de evaluar los aspectos legales y financieros del Fideicomiso.
 
¿Por qué invertir a partir de Fideicomisos y no directamente en las empresas?
 
La figura del fideicomiso permite constituir un patrimonio independiente a la compañía que lo genera. Esto supone la imposibilidad de que ésta recurra a los activos fideicomitidos para hacer frente a obligaciones generadas por fuera del fideicomiso. Otro punto a destacar es la imposibilidad de los acreedores de la compañía de tomar acciones legales contra los bienes que integran el fideicomiso, “blindándolos” ante resultados adversos de la compañía.
 
La estructura funciona como un mitigante ante el riesgo de incobrabilidad de los créditos a favor del inversor. De esta forma, las AFAP reciben mayor seguridad de que el dinero de sus afiliados está invertido en activos que presentan una menor probabilidad de default, ante una situación financiera complicada del administrador.
 
¿Qué relevancia normativa tiene la figura del Fideicomiso para los Fondos de Pensión?
 
Para que las AFAP puedan participar como inversores en diversos proyectos, se debe cumplir con determinadas regulaciones normativas. Entre las más destacadas encontramos:
 
• Autorización para realizar la emisión otorgada por el Banco Central del Uruguay.
• Cotizar en bolsa en mercados formales: Bolsa de Valores de Montevideo,  Bolsa Electrónica de Valores.
• Calificación de Riesgo con grado inversor.
 
Al separar el proyecto individual de la entidad que lo promueve, logramos dos ventajas desde el punto de vista regulatorio.
 
Primero, el tener un patrimonio independiente permite que la evaluación crediticia se realice sobre los bienes y activos fideicomitidos y no sobre los de la empresa. Esto repercutirá en la nota otorgada por las calificadoras de riesgo, ya que al “blindar” los activos, aumenta la seguridad del proyecto, y en consecuencia la calificación crediticia será mejor, contando con mayores posibilidades de alcanzar el grado inversor requerido por la regulación. Un punto a resaltar, es que esta independencia entre el balance del fideicomiso y el de la empresa, pueden llevar a que un proyecto presente una calificación distinta a la de empresa en caso de que ésta cuente con una específica.
 
Segundo, las cuota partes del Fideicomiso cotizarán en la bolsa sin la necesidad de que lo haga la empresa que lo impulsa. Esto lleva a cumplir con el segundo punto normativo mencionado previamente.

Beneficios mutuos.
 
La utilización de esta herramienta no solo presenta beneficios para los inversores, sino también para las empresas. Algunas de ellas pueden ser:
• Transformar activos fijos de baja liquidez, en instrumentos financieros líquidos y que puedan transarse en un mercado formal.
• Acceder a opciones de financiamiento en mejores condiciones, para aquellas empresas que presentan dificultades financieras.
• Acceder a beneficios tributarios, al aislar ciertas actividades productivas particulares.
 
Estructuración del Fideicomiso y mejores prácticas.
 
El proceso de estructuración consta de varias etapas, generando un ida y vuelta entre inversores, fiduciario y administrador.
UniónCapital siempre ha velado por la implementación de las mejores prácticas internacionales para la estructuración de los Fideicomisos de Certificados de Participación. El objetivo es alinear los intereses de todas las partes, buscando el mejor retorno de la inversión, para beneficiar a los afiliados al régimen de ahorro individual.
 
Podríamos distinguir las buenas prácticas en dos grupos: las que son exigidas al administrador y las que se toman en cuenta para implementar el Fideicomiso.
 
Administrador:
 
• Experiencia y conocimiento del mercado laboral.
• Aporte de capital, haciendo partícipe al administrador de los resultados del Fideicomiso.
• Honorarios competitivos y ligados al éxito del proyecto.
• Reportes oportunos y completos. Información clara para administradores y cada vez que lo solicite el Comité de Vigilancia.
• Procesos de gestión robustos.
 
Fideicomiso:
 
• Buenas prácticas de gobierno corporativo.
• Adecuado manejo de conflictos de interés.
• Licitaciones para gastos relevantes.
• Tasaciones independientes de inmuebles (cuando aplique).
• Bajos costos de transacción (notariales, etc).
 
Otros datos de interés:
 
Actualmente en el mercado uruguayo, se encuentran activos 13 Fiduciarios Financieros. Las AFAP participan en Fideicomisos con las siguientes instituciones:

• Corporación Nacional Financiera Administradora de Fondos de Inversión S.A.
• EF Asset Management Administradora de Fondos de Inversión S.A.
• República Administradora de Fondos de Inversión S.A.
• TMF URUGUAY Administradora de Fondos de Inversión y Fideicomisos S.A.
• Winterbotham Fiduciaria S.A. Administradora de Fondos de Inversión
 
Asimismo, existen 43 Fideicomisos Financieros activos, 23 en modalidad títulos de deuda y 20 en modalidad Certificados de Participación.
 
El monto total invertido por el sistema al 31/05/2019 en poder asciende a U$S 1.985.811.918, y se distribuye de la siguiente manera.
 
 

 
La definición de sectores es interna ya que no hay definiciones oficiales.
 
A modo de conclusión, debemos destacar la importancia que tiene la figura de los Fideicomisos para el desarrollo de la economía en su conjunto, al promover la inversión. Los mismos permiten unir agentes  con capital para invertir como lo son los Fondos de Pensión, con agentes en busca de ese financiamiento que le permita desarrollar sus proyectos, dinamizando la economía y asignando una mayor eficiencia a los recursos financieros.
 
Fuente: BCU 

Compartí este artículo:

Cr. Juan Ignacio Pin Acerca del autor: Analista de Riesgos de UniónCapital AFAP

Artículos relacionados

Ahorro previsional voluntario

El ahorro previsional voluntario como mitigante de los efectos de la informalidad.

Sistema Previsional uruguayo: 20 años de consolidación

Hace ya veinte años, Uruguay realizó una de las reformas estructurales más importantes de su historia: la reforma de la previsión social.

2016 © Unión Capital AFAP – Todos los derechos reservados