Tiempo de balances

Compartí este artículo:


Tradicionalmente, los cierres de año calendario nos llevan a realizar balances de lo acontecido, así como a planificar o proyectar lo que ocurrirá en el año entrante. En este artículo, analizamos el transcurso de 2016.


2016. Año con luces y sombras

Las luces

Durante 2016, la economía creció levemente, apenas por encima del error estadístico. Pero esa noticia es buena, en un contexto regional  deprimido y con desestabilización política, en el caso de Brasil.

En efecto, se espera una variación anual del PBI en el entorno del 1%, con incrementos en los tres sectores básicos en cuanto a su peso en el índice: Comercio y Servicios, Industria y Agropecuario. En el primer caso, el crecimiento está asociado fundamentalmente, a un precio del dólar levemente decreciente, que incentiva el Consumo, a un salario que nuevamente crece por encima de la inflación y a un mercado de trabajo que parece estar recuperándose. En el caso de la Industria, se destaca el crecimiento de las actividades relacionadas al procesamiento de pulpa de celulosa y a los frigoríficos, mientras que en el Agropecuario, el impulso provino básicamente de la faena de carne.

A su vez, el empleo que había estado deprimido durante 2015 y hasta agosto de 2016, parece estar revirtiendo su tendencia. Habrá que aguardar nuevos datos para saber si este crecimiento se consolida.

La incidencia de una Argentina menos hostil hacia el país, así como más cara en la paridad de tipos de cambio, es otro hecho que está repercutiendo positivamente en el comercio exterior, el turismo, la actividad y el empleo, más que compensando la influencia negativa de su actividad que no termina de despegar.

En el campo que más compete a la previsión social, se debe destacar la consolidación del sistema Mixto uruguayo, que ya cuenta con 20 años de vida, más de 1.330.000 trabajadores afiliados, un ahorro acumulado perteneciente a estos trabajadores de más de 12.000 millones de dólares, equivalente al 23% del PBI del país y un rendimiento de más de 7% en términos reales, logrado con inversiones rentables y riesgos acotados.

A su vez, UniónCapital AFAP ha mantenido su posición de liderazgo, con el primer lugar en Rentabilidad Bruta  desde el inicio del Sistema Mixto y Neta en los últimos cinco años (descontada la comisión de administración, la prima del seguro y la comisión de custodia del BCU), tanto en el Subfondo de Acumulación, como en el Subfondo de Retiro.

Las amenazas surgidas durante el año, para el sistema, al no materializarse, terminaron consolidándolo.

En efecto, la primera de ellas se centró en el problema que enfrentan los llamados “cincuentones”. Luego de la confusión inicial, derivada de que estas personas manifestaban que su reclamo era “contra las AFAP”, quedó claro que lo que reclaman es que el BPS les reconozca los montos realmente aportados antes de 1996 y no les aplique el cálculo jubilatorio como si hubieran aportado sólo hasta el primer nivel del Sistema Mixto ($43.810 en pesos de hoy). Ese es su reclamo y no “contra las AFAP”, que ni siquiera existían antes de 1996. La Comisión creada por el Gobierno para estos efectos se encuentra estudiando posibles soluciones al planteo del grupo de trabajadores.

A su vez, la ley 19.162 que habilitó las desafiliaciones (pasar al sistema de Reparto (BPS) y dejar la AFAP) y Revocaciones (“desmarcar el artículo 8º”y asignar más aportes al sistema de Reparto (BPS) que a la cuenta individual en la AFAP), a partir del año 2014, tuvo muy pocas adhesiones. De hecho, en estos tres años se desafiliaron 3.157 personas y revocaron el artículo 8º, 11.709 personas (datos hasta noviembre de 2016). Como se puede apreciar, cifras mínimas tanto en relación al total de afiliaciones en esos años, como en relación al universo de personas alcanzadas (mayores de 58 años en un caso y de 40 en el otro) y por tanto, también estos datos constituyen un aspecto positivo a destacar, puesto que la gran mayoría de los trabajadores, asesorados por el propio BPS, finalmente optaron por permanecer en el Sistema Mixto o por no desmarcar la opción del artículo 8º.

 

Las sombras

Los problemas estructurales del país siguen sin solución: el peso del Estado sobre la economía, la escasa apertura comercial, la inflación, el nivel educativo, entre otros. Todo ello repercute en bajos niveles de competitividad que se reflejan en diferentes indicadores y ubican a Uruguay en el lugar 73 de 138 países en la encuesta del Foro Económico Mundial y en el lugar 90 de 190 países en el análisis del Banco Mundial, detrás de varios países latinoamericanos.

En materia de previsión social, entendemos que el sistema tiene una alta concentración hacia la AFAP de capital estatal, que no existe una adecuada competencia en el tramo de desacumulación (hay un monopolio de hecho por parte del BSE) y que todavía las propias AFAP y las autoridades no hemos podido explicar adecuadamente el funcionamiento del sistema de manera que los trabajadores sientan que estos fondos son parte de su patrimonio.

 

Desafíos para 2017

El diagnóstico de estos problemas debe ser también la hoja de ruta para los planes de acción que lleven a  solucionarlos.

Los desafíos que tiene por delante el país no son tanto numerosos, cuanto profundos y urgentes.

En este sentido, sería deseable poder tener a partir de 2017 una agenda de medidas realistas y concretas para que la sociedad pueda ver el rumbo y hacer un seguimiento de los avances.

En materia de competitividad, es claro que la reforma del Estado tiene que incluir una regla fiscal explícita, una reingeniería de las regulaciones de manera de reducir la burocracia y no asfixiar al sector privado, así como un adecuado gobierno corporativo de las empresas públicas, con una actuación que rinda cuentas a sus propietarios (los ciudadanos), que incluya gestión más transparente y  profesionalización y alejamiento de la política partidaria por parte de los directores.

Es clara la incidencia de una reforma de estas características en la reducción de la inflación.

La necesaria apertura comercial parece ser un camino que las autoridades están comenzando a recorrer con mayor firmeza, a través de la firma de acuerdos comerciales, ya sea en el marco de acuerdos del Mercosur o en forma individual.

En materia educativa es donde los esfuerzos deberán ser mayores puesto que se está partiendo de una base muy baja. Las mejores prácticas en la materia señalan una necesaria autonomía de los directores, en la contratación y en la currícula, así como la permanente evaluación de la eficacia de los aprendizajes y la libre elección de los padres del centro educativo público o privado al que concurrirán sus hijos.

En cuanto a la previsión social, la Asociación Nacional de AFAP ha señalado ante las autoridades que si bien el sistema está consolidado, es necesario realizar una serie de mejoras tendientes a beneficiar más aún a los afiliados.

En este sentido, entre otros aspectos, se señala que es prioritario reducir la actual concentración de mercado, impulsada por una inadecuada regulación. Para ello se recomienda:

  • Asignar las afiliaciones de oficio de acuerdo a la Rentabilidad Neta (rentabilidad neta de Comisiones) y no sólo de acuerdo a la Comisión de administración.
  • Informar al afiliado que se traspasa de Administradora, o al que cae de oficio, la Rentabilidad Neta de las cuatro AFAP del mercado.

Asimismo, se apunta a la necesaria diversificación de la oferta a la hora de la etapa de retiro (y no sólo contar con la renta vitalicia del BSE).

Igualmente, se entiende que se debe perfeccionar y promover el sistema de Aportes Voluntarios y  crear un tercer Fondo voluntario (“Subfondo crecimiento”) para los más jóvenes.

A efectos de generar un mayor conocimiento del funcionamiento del sistema, entendemos necesario continuar con las actividades de educación financiera para niños y jóvenes promovidas por el Banco Central del Uruguay, en las cuales las AFAP tienen una activa participación en los juegos relacionados con el ahorro previsional.

Por último, y relacionado con estas acciones de educación financiera, en UniónCapital hemos diseñado una serie de videos donde se explica en forma sencilla distintos aspectos del funcionamiento del sistema previsional:

Todos estos videos, junto con otros de distintas campañas, se encuentran en el canal de YouTube de UniónCapital


Compartí este artículo:

Ec. María Dolores Benavente Acerca del autor: Gerente General de UniónCapital. Presidente de la Academia Nacional de Economía.<br /><br />

Artículos relacionados

Fondo AFAP y herencia: tu dinero nunca se pierde

Grupo De Educación
02/08/2016

Te contamos sobre el fondo de AFAP y la herencia.

¿Qué es la rentabilidad, cómo se mide y cómo se lee?

Ec. Esteban Fort
06/04/2016

La rentabilidad es una forma de medir lo que se gana o lo que se pierde en una inversión. Por eso decimos que cuando un proyecto es rentable se está ganando, haciendo referencia a que tiene una rentabilidad positiva.

2016 © Unión Capital AFAP – Todos los derechos reservados