Unidad Previsional: creación e impacto en la Seguridad Social de Uruguay

Compartí este artículo:


El 13 de abril de 2018, se promulgó la Ley Nº 19.608, la cual creó una nueva unidad de cuenta, llamada Unidad Previsional (UP)


Pero, ¿y qué es una unidad de cuenta?

Una unidad de cuenta es una unidad estándar que ofrece una forma sistemática de expresar los precios de los bienes y servicios que se intercambian en la economía. No puede confundirse la unidad de cuenta con el dinero, ni la moneda.  Una unidad de cuenta puede coincidir con una unidad monetaria y ambas pueden ser la unidad de medida del dinero de un Estado pero no necesariamente todas las unidades de cuenta se identifican con el dinero, ni todas las monedas pueden realizar funciones de dinero en un determinado lugar.

¿Qué otras unidades de cuenta existen en Uruguay?

Actualmente existen otras dos unidades de cuenta: la Unidad Reajustable (UR) y la Unidad Indexada (UI). Cada unidad de cuenta se ajusta en base a distintos índices, lo cual provoca que la evolución de sus valores difiera.

La UR se ajusta en función de la variación del Índice Medio de Salarios (IMS) mientras que la UI se ajusta por la variación del Índice de Precios al Consumo (IPC).

En particular, el valor de la UP se ajusta de acuerdo a la evolución que haya tenido el Índice Medio de Salarios Nominales (IMSN) durante el mes inmediato anterior y tendrá cotización diaria. La cotización de la UP al 30/04/2018 era de $ 1 (peso uruguayo). Al 31/08/2018 su valor será de $ 1.00469 (pesos uruguayos).

¿Por qué se creó esta nueva unidad de cuenta si ya existían otras?

El artículo 67 de la Constitución de la República Oriental del Uruguay, establece que los ajustes de las asignaciones de jubilación y pensión no pueden ser inferiores a la variación del Índice Medio de Salarios.

Posteriormente, la Ley Nº 17.649 de 3 de junio de 2003, estableció que dicho ajuste debe ser realizado de acuerdo a la variación de las retribuciones nominales de los trabajadores, para lo cual se creó el Índice Medio de Salario Nominal (IMSN).
 
Actualmente, cuando un afiliado decide jubilarse, la AFAP vuelca los ahorros individuales más la rentabilidad generada a una empresa aseguradora, que luego es la encargada de pagar una renta vitalicia (es una renta que otorga un pago periódico al beneficiario hasta que éste fallezca).

Cuando la empresa aseguradora recibe este dinero, debe invertirlo para poder pagar estas rentas vitalicias que se ajustan de acuerdo al IMSN.  El problema que se generaba, previo a la creación de la UP, es que las aseguradoras (actualmente la única activa en Uruguay en el mercado de rentas previsionales es el Banco de Seguros del Estado) no podían invertir este dinero que recibían en instrumentos financieros cuyo valor creciera en línea con el IMSN. Esto generaba que sus ingresos evolucionaban  en forma distinta a sus egresos (el famoso problema del descalce de monedas) y esta incertidumbre respecto a la variación de estos dos principales aspectos del negocio de las aseguradoras, representa un riesgo para las mismas que  muchas no están dispuestas a asumir.

Es importante aclarar, que la creación de la UP también es importante para las cajas paraestatales, ya que las jubilaciones y pensiones que pagan las mismas también deben ajustarse por el IMSN.
 
De esta manera, junto con la creación de la UP, nace la posibilidad para el Gobierno (y eventualmente para otros agentes de la economía) de emitir instrumentos de mercado denominados en dicha moneda, los cuales podrán ser comprados por las instituciones mencionadas anteriormente para mitigar su riesgo de descalce de monedas.

¿Desde que se emitió la UP, hubo emisiones en este instrumento?

 El 24 de julio de 2018 se realizó la primera emisión de un instrumento financiero en denominado en UP por parte del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). El primer tramo de deuda se emitió por 550 millones de UP (equivalentes a US$ 17.9 millones) con vencimiento en 2025. La emisión obtuvo una fuerte demanda por parte de los inversores (unos US$ 80 millones) y finalmente las autoridades terminaron aceptando 908 millones de UP (unos US$ 29.4 millones) con una tasa interna de retorno (TIR) de 1,5% anual.

Y desde el punto de vista del afiliado, ¿cómo afecta la creación de la UP?

La existencia de un mercado de instrumentos en UP desarrollado, con liquidez y profundidad, si bien es condición necesaria pero no suficiente,  puede hacer que otras aseguradoras entren el mercado de rentas vitalicias. Esta competencia en dicho mercado, redundaría en una mejora de eficiencia y mayores opciones para el afiliado.

Compartí este artículo:

Ec. Joaquín Delgado Acerca del autor: Analista de Riesgos de UniónCapital.

Artículos relacionados

Reducir la concentración del mercado de AFAP

En el año 1996, a partir de la Ley 16.713 de 1995, se puso en marcha el sistema mixto de seguridad social...

Fondo de Acumulación de las AFAP rindió 19.48% en pesos en los últimos 12 meses

Autor Invitado
04/08/2017

En base a los datos de Banco Central del Uruguay, actualizamos el desempeño del último año de ambos subfondos de ahorro previsional

2016 © Unión Capital AFAP – Todos los derechos reservados